¿Quieres valorar este artículo?
[Valoración: 4.7 Votos 3]

Durante la época estival es muy común pasar el día en la playa o en la piscina como una de las mejores opciones para refrescarse y hacer frente a las altas temperaturas veraniegas.

El turismo de costas o cualquiera en el que contar con una piscina para el esparcimiento de los niños es una de las primeras opciones de las familias a la hora de planificar las vacaciones.

No obstante, existen riesgos y peligros a los que debemos estar alertas cuando nos acercamos al agua, así la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo todos los años realiza una campaña en pos de disminuir el número de ahogamientos en España, que en 2017 fue el más alto de su historia con 375 personas fallecidas.  Euskadi, por su parte, es la cuarta comunidad con más fallecimientos.

9 son el número de ahogados en Euskadi en lo que vamos de 2018 .

Haciéndonos eco de los mensajes de las federaciones de socorrismo y para prevenir graves accidentes, queremos recopilar consejos y precauciones a tener en cuenta.

Precauciones en espacios acuáticos: Playas, ríos, piscinas…

Existen varios factores a tener en cuenta para que nuestros niños y mayores, principales perfiles de riesgo, no sufran ningún percance y puedan disfrutar del verano.

En España, el 95% de los ahogamientos se produce en lugares donde no hay vigilancia o el los equipos de salvamento estaban fuera de turno, por lo que en primer lugar, independientemente de la edad, es recomendable extremar las precauciones cuando no hay socorristas.

ahogamientos niño

Evitar niños y menores ahogados: precaución y medidas

Los casos de ahogamiento son sobre todo más representativos entre los menores de 5 años y jóvenes adolescentes, generalmente asociados a conductas poco responsables.

Si queremos tomar las precauciones necesarias cuando nuestros hijos se acercan al agua se deben tener en cuenta los siguientes consejos:

  1. Aprender a nadar: A pesar de que no hay unanimidad para su recomendación como medida preventiva de ahogamientos, es muy recomendable enseñar al niño a nadar lo antes posible. Esto no significa que no tengamos que vigilar constantemente a nuestro hijo cuando éste esté cerca del agua o dentro de ella. Sólo tres minutos sin respirar, y por tanto sin oxigenar el cerebro puede provocar lesiones muy graves e irreversibles.
  2. Uso de flotadores: Como padres, debemos mentalizarnos de obligar el uso de flotadores, manguitos y demás ayudas para mantenerse a flote, aunque por si solos, no son una garantía de protección total frente el ahogamiento.
  3. Cortes de digestión y cambios bruscos de temperatura: También se debe educar al niño a prevenir los síncopes de “hidrocución”. Esto se puede prevenir acostumbrando a los niños a no entrar de golpe en el agua, por ejemplo saltando, sobre todo si acaba de comer, de hacer ejercicio intenso o haber estado tomando el sol.
  4. Juegos peligrosos: Nuestra obligación es delimitar las zonas donde el niño puede bañarse, si están señalizadas mejor, y prohibir a nuestros hijos realizar juegos peligrosos, ahogadillas y empujones, dentro o cerca del agua.
  5. Ser precavidos en zonas desconocidas: Por otro lado, es fundamental advertir a niños y adolescentes sobre el riesgo de tirarse al agua de cabeza en lugares donde no se conoce la profundidad, como puede ser el caso de los pantanos, lagos, ríos, o puertos, donde existen riesgos de rocas en el fondo.
  6. Señales y banderas de aviso: Por supuesto, es esencial respetar las señales de permiso y prohibición del baño en las playas y la elección de zonas vigiladas por socorristas.

Evitar personas mayores ahogadas: Precauciones y medidas

Nuestros mayores son el principal grupo de  riesgo a la hora de sufrir ahogamientos y por ello es importante concienciar a la población de los peligros que tiene bañarse en malas condiciones físicas y meteorológicas, además de no hacer caso a las señalizaciones  y banderas en el caso de las playas.

Sin excluir los consejos mencionados para menores, prestar especial atención a:

  1. Salir del agua si se nota cansancio o frío
  2. No fiarse de colchonetas y evitar entrar en aguas profundas
  3. No alejarse de la orilla si no se sabe nadar
  4. Bañarse acompañado o bajo vigilancia
  5. No bañarse cerca de zonas con rocas

Otros riesgos como la exposición solar

La exposición descontrolada al sol es nociva para la salud ya que en exceso puede originar problemas graves como quemaduras en la piel, lesiones cutáneas que favorecen la aparición de cáncer en la piel, insolaciones y riesgo de deshidratación.

Por último,  ten cuenta que en verano existen otros peligros sobre los que tenemos que estar alertas, picaduras de mosquitos, erizos, medusas, etc. así cómo enfermedades asociadas al baño como la otitis, irritación de ojos,…

Campaña #StopAhogados

La federación Española de Salvamento y Socorrismo puso en marcha la campaña #stopAhogados, con la que lleva varios años, con la intención de concienciar a la sociedad y prevenir sobre los peligros del baño irresponsable.

Desde su perfil de Facebook y canal de Youtube, comparten estadísticas e información actualizada además de consejos adaptados para todas las edades.

Además de esto, se han realizado diferentes eventos en varias comunidades para dar mayor visibilidad y difusión a la campaña.