¿Quieres valorar este artículo?
[Valoración: 5 Votos 1]

Cuando el hecho es irremediable y una enfermedad se vuelve crónica o potencialmente mortal, los cuidados paliativos suponen un elemento de unión y cohesión entre el enfermo y su entorno, ofreciendo un cuidado digno para mejorar lo que le queda de vida a la persona.

A través de ésta respetuosa inmersión en esta temática tan delicada, en Funeuskadi intentaremos explicar no sólo qué son exactamente los servicios paliativos, sino cuándo es el momento idóneo para solicitarlos y otras pautas de apoyo y cuidado para los enfermos terminales.

Por supuesto, tratándose de Funeuskadi, haremos especial hincapié en lo relativo a los cuidados paliativos a través de Osakidetza.

Qué son los cuidados paliativos y origen

En en el año 1967 en Reino Unido, en el St Christopher’s Hospice, la enfermera Ciclely Saunders, tras años de estudio sobre los síntomas de pacientes en el tramo final de sus vidas, sienta las bases para el desarrollo del cuidado integral de personas que van a morir debido a la gravedad de sus enfermedades.

Definición: Los cuidados paliativos son, en esencia, un tratamiento de personas con una enfermedad avanzada incurable, o cuyo pronóstico de vida es limitado, para aliviar el dolor, mejorar el bienestar emocional, espiritual y mental, así como para prestar apoyo a los miembros de la familia del enfermo de cara a afrontar la difícil situación.

De esta forma, encontraremos dos tipos de cuidados paliativos principales:

  1. Atención especializada en servicios paliativos hospitalarios
  2. Atención especializada en servicios paliativos domiciliarios

Pese a que como sus propios nombres indican, la diferencia entre ambos radica en que son llevados a cabo en el hospital o en el domicilio, existen distintos aspectos dentro de los mismos para su desarrollo.

Cuidados paliativos hospitalarios

Son requeridos por los especialistas del propio hospital existiendo en algunos de los centros unidades de cuidado especializadas para estancias cortas, media y larga estancia.

En el caso de consultas externas y como hospital de día, además de para hospitales que no cuenten con estos servicios, existe un equipo de soporte hospitalario que se desplaza para el cuidado de los pacientes.

Cuidados paliativos domiciliarios

En el caso de los servicios paliativos domiciliados domiciliarios, los Centros de Atención Primaria cuentan con profesionales dedicados al cuidado a domicilio para pacientes graves, accediendo a estos servicios mediante el médico de familia.

Además, algunos centros cuentan con un equipo de soporte de atención domiciliaria especializados en servicios paliativos dentro del sistema sanitario de carácter público y otros organismos, como la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc), cuentan con una unidad de cuidados paliativos domiciliarios propia, colaborando con los Centros de Atención Primaria en su labor.

¿Cuándo y cómo solicitar una atención con servicios paliativos?

Actualmente existe cierto criterio a la hora de ofrecer los servicios paliativos a un paciente terminal.

Si antes se solía iniciar estos cuidados cuando el pronóstico de vida era inferior a 6 meses, hoy en día el comienzo se marcará en función de las necesidades de atención del paciente y enfermedad, pues no son incompatibles a la hora de continuar el tratamiento.

En el caso de los enfermos crónicos es más difícil, pues el curso de la enfermedad puede cambiar a lo largo del tiempo, por lo que el paso de un tratamiento normal a uno acompañado de servicios paliativos es más complicado de determinar.

Para recibir cuidados para enfermos terminales, el paciente debe encontrarse en una situación de necesidad en el desarrollo de su enfermedad y a su vez en el tramo final.

En todo caso será el médico el que deberá decretarlo con el paciente y la familia.

Algunos ejemplos de enfermedades en los que se pueden solicitar cuidados paliativos son cualquiera de los tipos de cáncer, la insuficiencia renal, la demencia, el VIH/SIDA, la esclerosis lateral amotrófica (ELA) o las enfermedades pulmonares o cardíacas.

Apoyo psicológico en servicios paliativos

Cada persona afronta el final de una enfermedad terminal de una forma u otra, pero es normal que tanto el afectado como los familiares y el entorno de éste pasen por un sinfín de emociones.

Cicely Saunders, la anteriormente mencionada creadora de este tipo de tratamiento, que falleció en 2005, tras años de trabajo con pacientes en cuidados paliativos constató que:

Los pacientes de este tipo de cuidados sienten un “dolor total”, pues además de la enfermedad afrontan el miedo, la soledad, la adaptación a la enfermedad, la falta de comunicación y la dimensión de fin.

Por ello, el apoyo familiar, del entorno y los médicos tienen una labor crucial para el enfermo y su evolución, encontrando en los cuidados paliativos y su atención, una forma de sentirse apoyado y acompañado.

La comunicación entre cuerpo médico, paciente y sus familiares es uno de los vínculos más importantes en el desarrollo de los cuidados para enfermos crónicos y terminales.
Si se establece con éxito se crea una relación terapéutica que ayudará a mejorar la vida de las personas en estado terminal.

Cuidados paliativos Osakidetza

En Osakidetza, los cuidados paliativos están regulados a través del Plan de Cuidados Paliativos de Euskadi 2016-2020, el cual pretende ofrecer una atención homogénea y de calidad al paciente en su casa o en el hospital, centrada en el enfermo y en sus cuidadores, para desarrollar un modelo asistencia centrada en la calidad total en el campo de los Cuidados Paliativos.

Los objetivos del plan de cuidados paliativos de osakidetza son:

  1. Consolidar un modelo asistencial  para el paciente y ofrecer las mismas condiciones de acceso a todo el mundo.
  2. Mejorar la calidad de la atención al paciente.
  3. Mejorar la disponibilidad de recursos para la atención de cuidados paliativos.
  4. Formación y capacitación de los profesionales médicos.
  5. Desplegar un modelo de cuidados paliativos pediátricos.

Hospitales con unidades de cuidados paliativos de Osakidetza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *