¿Quieres valorar este artículo?
[Valoración: 4.4 Votos 22]

El Día de Todos los Santos, que se celebra cada año el 1 de noviembre en España y en el resto de países católicos de origen latino, es la festividad cristiana elegida para honrar a los difuntos. En otras Iglesias esta celebración se conmemora en una fecha diferente: como en la ortodoxa y en las católicas de rito bizantino que se celebra el primer domingo de Pentecostés.

La celebración conmemora la completa santificación de los difuntos que, tras haber superado el purgatorio, han conseguido la visión beatífica y pueden gozar ya de la vida eterna según las creencias cristinas. En este día no se festeja solo por los santos o beatos que forman parte de la lista de canonizados sino por todos aquellos difuntos que no están canonizados, pero ya viven en presencia de Dios.

Día de Todos los Santos y Día de todos los muertos

El 2 de noviembre se conmemora el Día de los Fieles Difuntos, para recordar a aquellos hermanos de la comunidad que han dejado la vida terranal. Se trata de un complemento al Día de Todos los Santos, pero no se deben confundir.

A esta festividad del 2 de noviembre también se la conoce también como día de los santos difuntosdía de los muertos , pero a su vez esta celebración, no se debe confundir con la celebración tradicional mexicana del Día de Muertos, y que se ha hecho mundialmente conocida a través de la adaptación al cine de la genial Coco. En este día que se celebra también entre el 1 y 2 de noviembre, se realizan numerosos rituales con el fin de honrar a los antepasados.

Origen de la celebración

La celebración del Día de Todos los Santos remonta su origen a la costumbre de la Iglesia primitiva de conmemorar el aniversario de la muerte de un mártir en el propio lugar del martirio.

Era muy frecuente que los grupos de mártires muriesen el mismo día, por ese motivo se inició una celebración común para conmemorarlos a todos. Una de las primeras muestras de esta festividad se remonta al domingo anterior de Pentecostés en Antioquía.

Sin embargo, no fue hasta la llegada de Gegorio IV, el 101er papa de la Iglesia católica, a mediados del siglo IX cuando el Día de los Santos se fijó el para el día 1 de noviembre.

Celebración y tradiciones gastronómicas en España

Puesto que el Día de Todos los Santos es un día festivo en todo el país, este día se suele pasar con la familia. Tradicionalmente se aprovecha esta fecha para llevar flores a nuestros difuntos, pero  además,  comer un sinfín de dulces típicos como los huesos de santo o los buñuelos de viento.

Gracias a la multiculturalidad que existe dentro España, en cada región tienen tradiciones diferentes:

  • De este modo, en Canarias se celebra la llamada “Noche de los fianos”, que es una festividad en la que las calles de los pueblos se llenan con hogueras, música y bailes.
  • En Galicia, sin embargo, se celebra el Samaín la noche del 31 de octubre. Esta tradición tiene su origen en la celebración celta del fin de la temporada de cosechas. Esta festividad consiste en decorar las casas con adornos relacionados con la muerte, ya que según la tradición la noche de Samaín desaparece el límite entre el mundo de los vivos el de los muertos.
  • En la Castanyada, fiesta tradicional catalana que se remonta al siglo XVIII, las familias se reúnen alrededor de una mesa y recuerdan a sus difuntos seres queridos mientras comen castañas asadas. Esta tradición también se celebra en algunas partes del Levante y en Aragón.
  • La fiesta de Tosantos, que se celebra en Cádiz, consiste en disfrazarse. Es como un carnaval gaditano, pero en otoño. En esta festividad, se disfraza a las personas, a los animales ¡y a las verduras del mercado! Estos puestos de los mercados participan a su vez en un concurso donde representan escenas cómicas con muñecos.
  • En Soria se celebra esta noche con la obra “El monte de las Ánimas” que transcurre en uno de los montes de Soria. Durante esta festividad se reproduce la lectura de la leyenda de Gustavo Adolfo Bécquer con títeres, monjes templarios, esqueletos y otros espectros.
  • En Jaén, en la localidad de Begígar, los vecinos salen a la calle con cacerolas llenas de gachas que utilizan para tapar las cerraduras de las puertas de las casas. La tradición dice que este rito sirve para espantar a los malos espíritus.
  • Por otro lado, en Málaga, concretamente en el pueblo de Maro, que pertenece a Nerja, celebran un particular Halloween al que llaman Maroween. Al igual que la popular fiesta anglosajona, en esta localidad celebran una fiesta gastronómica con castañas y boniatos asados, mezclados con brujas y disfraces de temática terrorífica.
halloween-espana
El 31 de octubre se celebra la fiesta de Halloween en todo el mundo.

La tradicional fiesta de Halloween que acompaña al Día de Todos los Santos y cuya iconografía y ritos tienen su origen en Estados Unidos, se ha ido aceptando cada vez más en la tradición de muchas provincias españolas, llegándose a convertir una fiesta ampliamente celebrada.

Celebración en Euskadi del Día de Todos los Santos

Dentro del País Vasco se celebra esta fiesta con una tradición gastronómica llamada en euskera “Gaztañerre Eguna”, que en castellano significa castaña asada. Esta festividad consiste en celebrar una merienda/cena donde se comen castañas asadas como postre, pero también disfrutan de otras comidas como los caracoles en salsa, o una masa de harina de maíz llamada “motokil”.

Esta costumbre se celebra, sobre todo, en las localidades de Eibar, Ermua o Soraluze (Guipúzcoa). Antiguamente esta festividad estaba reservada a los hombres, sin embargo, a medida que ha ido pasando el tiempo ha ido evolucionando y a día de hoy es una tradición en la que puede participar todo el mundo.

Además de estas, otras ritos funerarios vascos de principios del siglo XX como las canciones al enterrador de Mutriku o la costumbre de vaciar calabazas y asustar a la gente pueden consultarse en mitologiadevvasconia.amaroa.com.

¿Conoces alguna tradición más sobre la celebración del Día de Todos los Santos? Cuéntanosla en los comentarios.