¿Quieres valorar este artículo?
[Valoración: 5 Votos 1]

Es importante que tengamos nuestras últimas voluntades en orden de cara a facilitar el futuro a nuestros familiares y herederos, así como para poder disponer por completo de nuestro patrimonio.

Porque en caso de no dejar todo atado, surgen los problemas… ¿quién hereda si no hay testamento? ¿Qué hereda el cónyuge? ¿Los hijos? ¿Y otros familiares?

La legislación española y la legislación vasca guardan diversas diferencias entre la forma de aplicar la legislación en uno y otro caso, pero en ambos casos una cosa es clara: si no se realiza un testamento, el dinero no quedará de acuerdo a nuestra voluntad, sino de acuerdo al Código Civil o a la Ley de Derecho.

Desde Funeuskadi estamos comprometidos con su voluntad y por ello queremos exponerle las diferencias y ventajas entre ellas, de cara a ofrecerte una visión completa sobre lo que sucede en País Vasco cuando no se han dispuesto los bienes antes del fallecimiento.

Quién hereda si no hay testamento

Y es que es habitual preguntarse qué sucede con nuestros bienes si no dejamos nuestras últimas voluntades bien realizadas o resultan nulas, y otra cuestión que suele preocupar, qué hereda el cónyuge si no hay testamento.

Actualmente solo un pequeño porcentaje de la sociedad vasca deja dispuestas sus últimas voluntades y la legislación territorial ofrece una serie de ventajas en relación a la legislación española que permiten disponer de nuestra herencia con una mayor libertad.

Entre otros aspectos, se podrá repartir más dinero entre personas allegadas, pero no vinculadas por sangre a nosotros, desheredar a hijos o repartir una mayor parte para alguno de ellos. Además, la legislación vasca sitúa en una mejor posición a nuestro cónyuge en el reparto de la herencia.

¿Cómo se reparte un testamento?

Antes de remitirnos directamente a la situación que se genera en el caso de que no redactemos nuestro testamento, es importante detallar cuales son las partes en las que se divide la herencia y qué diferencias existen en este aspecto entre la legislación estatal y la de Euskadi.

De esta forma, en la legislación española tradicionalmente se divide en 3 partes, algo que en la legislación vasca en vigor desde 2015 queda reducido a 2 partes.

1 – La legitima

En primer lugar, está el tercio de legítima estricta o corta, que en el territorio nacional queda destinado a herederos forzosos, es decir, hijos o padres, siendo repartida entre los descendientes a partes iguales:

  1. Si alguno de ellos ha fallecido, serán sus descendientes los que heredarán a partes iguales por representación.
  2. Si no hay descendientes, esta parte será para los ascendientes a partes iguales según la normativa estatal.

En Euskadi, a raíz de la Ley 5/2015 de 25 de junio, de Derecho Civil Vasco, esta legítima puede asignarse a cualquiera de los hijos o descendientes, eligiendo entre ellos al beneficiario de la misma o repartiéndola a partes iguales, siendo, en cualquier caso, la legítima del cónyuge viudo/pareja de hecho fijada en el usufructo de la mitad de los bienes.

Si se concurre junto a los descendientes, junto con el derecho de habitación en el domicilio de la familia. En el caso de que no se concurra con descendientes, la legítima se fija en el usufructo de 2/3 de los bienes de la herencia, además del derecho de habitación en el domicilio familiar.

¿Tienes dudas? Infórmate sin compromiso con el equipo de expertos de Funeuskadi
Asesoría sobre herencias

2 – El tercio de mejora, sólo en el ámbito estatal

En segundo lugar, en la legislación estatal encontramos el tercio de mejora, algo que desparece en la legislación vasca, que destina el resto de la herencia a libre disposición, y que sirve, en el ámbito nacional, para mejorar y dar más de la legítima estricta a hijos o descendientes, aunque la cantidad y el tipo de reparto queda en potestad del titular.

Si no hay testamento para este tercio en la legislación estatal, se repartiría entre los hijos y descendientes a partes iguales.

3 – Tercio de libre disposición

En tercer y último lugar en la legislación estatal se encuentra el tercio de libre disposición, que en la legislación vasca es de dos tercios, correspondiendo al resto que no está incluido en la legítima, y que permite dejárselo a cualquier persona sin necesidad de que tenga relación de parentesco con nosotros, decidiendo sobre esta parte con absoluta libertad el titular.

De esta forma, la legislación vasca sitúa como legitimarios solo a hijos, descendientes y al cónyuge viudo/pareja de hecho. Eliminando de tal consideración, en comparación con la legislación española a los ascendientes.

En una herencia sin testamento, ¿Qué recibe el conyuge?

De esta forma, ¿qué ocurre con la herencia en caso de no haber testamento?

Nuestros bienes se repartirían según la Ley de Derecho Civil Vasco en Euskadi, en donde en primer lugar ofrecería los derechos a nuestros descendientes de forma regulada y equitativa, pudiendo heredar los nietos por derecho de representación

En el caso del cónyuge o pareja de hecho, como ya hemos indicado, dejaría en usufructo la mitad de la legítima y el derecho de habitación en el domicilio familiar, este último punto siempre que no contraiga de nuevo matrimonio o conviva maritalmente.

  1. Si no hubiera descendientes, en la legislación vasca heredaría el cónyuge viudo o el supérsite (superviviente) de la pareja de hecho que estuviera inscrita en los registros competentes, que además conservaría sus derechos usufructuarios.
  2. A continuación, serían los ascendientes los herederos, siendo los parientes de hasta cuarto grado, como los hermanos, sobrinos y tíos del fallecido, los que heredarían si tampoco hubiera ascendientes.
  3. A partir de este punto, si no hubiera familiares con derecho a heredar, el que recibiría el dinero sería la Comunidad de Autónoma la que recibiría los bienes.

Si estás dentro de un proceso de herencia sin testamento y necesitas asesoría, Funeuskadi dispone de un servicio de Gestoría Funeraria con expertos en derecho sucesorio que gestionan todo tipo de casos de herencia tanto en Euskadi como a nivel nacional.
Infórmate sin compromiso aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *