¿Quieres valorar este artículo?
[Valoración: 5 Votos 1]

[entradilla]Tras el fallecimiento de un ser querido, muchas familias apuestan por la incineración de sus restos. En este post analizamos algunos de los lugares más curiosos para esparcir las cenizas, y que éstos sean legales.[/entradilla]

Lugares más curiosos para esparcir las cenizas… y que sean legales

Se estima que en apenas unos años, la incineración será la fórmula mayoritaria tras un sepelio, por encima del entierro. Cada vez más familias incineran a sus difuntos y, tras ello, se hacen cargo de las cenizas del fallecido.

Posteriormente, algunas de estas familias conservan las cenizas en un columbario, iglesia o convento donde llevar llevar flores y orar por el eterno descanso de su ser querido. También hay quienes deciden tenerlas en casa en un altar, o en cualquier otro sitio habilitado para tal fin.

Pero también hay familias que desean dar un último adiós diferente al difunto esparciendo sus cenizas. En las siguientes líneas vamos a analizar algunos de los lugares más curiosos para hacerlo, y que sean legales.

Mar

Sin duda, una de las acciones más simbólicas para dar un último adiós a la persona querida es la de tirar sus cenizas al mar.

En  España, el código jurídico establece que es legal tirar cenizas al mar, siempre y cuando se esté en posesión de un permiso de autorización emitido por el Ministerio de Formento, más específicamente por la Dirección General de la Marina Mercante.

No es fácil lograr este permiso, puesto que se evalúan con detenimiento todos los casos. Por ello, es recomendable contratar a una empresa funeraria y/o crematoria que ofrezca el servicio de tirar las cenizas al mar, ya que así será más sencillo obtener un permiso.

En cualquier caso, las cenizas no podrán esparcirse al aire libre, sino dentro de una urna biodegradable. El problema no recae en las cenizas humanas, ya que no son dañinas para el mar, si  no que si se lanzan en una urna tradicional, terminará contaminándolo,

Plantar un árbol

Se trata de una posibilidad para aquellos que quieren realizar una acción positiva para el medio ambiente. Además, permite crear vida a partir de las cenizas, un lugar que podemos visitar en el futuro e identificar con el fallecido aquello que crezca de las cenizas.

Se trata de una opción que, además, da lugar a varias posibilidades: plantar las cenizas en algún lugar especial para el difunto, en un espacio o terreno que sea propiedad de la familia o mezclar sus restos con la semilla de su árbol más querido.

Otras posibilidades

  • Fundir cristal junto a las cenizas o mezclar éstas con barro con el fin de crear una escultura.
  • Conservar una muestra de las cenizas en el interior de una joya.
  • Crear un diamante a partir de las cenizas del fallecido, purificando al máximo las cenizas y extrayendo el carbono de las mismas.
  • Mezclar las cenizas con óleo para posteriormente pintar un cuadro.
  • Dejar las cenizas depositadas en el columbario del estadio de su equipo de fútbol favorito (algunos clubes dan esta posibilidad).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *