¿Quieres valorar este artículo?
[Valoración: 0 Votos 0]

Dicen que la poesía es el alimento del alma. Quizás esa sea la razón por la que quienes pierden a un ser querido encuentran en los poemas un refugio, cierto sosiego, comprensión o incluso inspiración a la hora de transmitir sus sentimientos. De hecho, la poesía es el tipo de narrativa más empleado para decir adiós a quienes nos dejan muy a nuestro pesar. Pero ¿cómo encontrar poemas para el funeral de una madre?, ¿poemas para poner palabras a un estado de ánimo y emoción que no las encuentra?

Poemas propios y personales para llorar la muerte de una madre

Una poesía propia, que nazca de lo más profundo de nuestro corazón, que se nutra de las experiencias vividas, de las sensaciones pasadas es, sin duda, la herramienta más eficaz para conectar con esas otras personas que nos acompañan durante un funeral, con sus sentimientos. Pero también para rendir homenaje a esa madre que se ha ido.

No es sencillo, lo sabemos. En primer lugar, escribir un poema, por muy corto que sea, requiere cierta destreza y conocimientos de la lengua, por otro, a veces resulta complicado, en un momento de duelo, expresar lo que sentimos de manera clara y sencilla.

Así que, ¿qué podemos hacer si no encontramos la inspiración para escribir ese poema para el funeral de una madre? Existen otras opciones igualmente válidas.

Cuando otros encuentran por ti las palabras de consuelo

Los poemas tienen la capacidad de fomentar la empatía entre quienes los leen o los escuchan, de despertar en nosotros sentimientos olvidados y de encontrar, en palabras de otros, la manera de expresar nuestros propios temores, tribulaciones o, simplemente, la tristeza más absoluta.

También sirven para describir a esa persona querida o una situación en particular especialmente dolorosa, como su fallecimiento. Pueden ser, incluso, una carta de amor y despedida.

Un buen ejemplo es el poema que leyó en 2002 Isabel II cuando la Reina Madre de Inglaterra falleció. Lo hizo en su funeral y se trataba de los versos escritos por el poeta inglés David Harking, hasta entonces desconocido, y que a día de hoy han compartido miles de personas a través de las redes sociales. Dice así:

“Puedes llorar porque se ha ido, o puedes

sonreír porque ha vivido.

Puedes cerrar los ojos

y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha

dejado;

tu corazón puede estar vacío

porque no lo puedes ver,

o puede estar lleno del amor

que compartisteis.

Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el

vacío y dar la espalda,

o puedes hacer lo que a ella le gustaría:

sonreír, abrir los ojos, amar y seguir”.

Algunos poemas breves que podrían sernos útiles en el funeral de una madre

 Los poemas, aunque no sean propios, nos ayudan a verbalizar nuestros sentimientos en una situación especialmente complicada y difícil de asumir que, por supuesto, nos cuesta explicar y trasladar a los demás.

Algunos poemas breves que nos podrían ser útiles a la hora de compartir dicha experiencia en el funeral de una madre son los siguientes:

Amor eterno, de Gustavo Adolfo Bécquer:

“Podrá nublarse el sol eternamente;

Podrá secarse en un instante el mar;

Podrá romperse el eje de la tierra

Como un débil cristal.

¡Todo sucederá! Podrá la muerte

cubrirme con su fúnebre crespón;

Pero jamás en mí podrá apagarse

la llama de tu amor”.

Despedida, de Jorge Luis Borges:

“Entre mi amor y yo han de levantarse

trescientas noches como trescientas paredes

y el mar será una magia entre nosotros.

No habrá sino recuerdos.

Oh tardes merecidas por la pena,

noches esperanzadas de mirarte,

campos de mi camino, firmamento

que estoy viendo y perdiendo…

Definitiva como un mármol

entristecerá tu ausencia otras tardes”.

¿Desearías encontrar el poema adecuado para poner palabras a tu propia despedida? Acude a tu servicio funerario en busca de consejo y asesoramiento. En Funeuskadi, por ejemplo, no solo podremos ayudarte a elegir el poema más acertado sino la música más apropiada para un funeral u otros detalles de importancia en un ceremonia de despedida.

Servicios en nuestros tanatorios y crematorios. Salas, capillas multiconfesionales, traslados, cafetería…
Pedir información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *