¿Quieres valorar este artículo?
[Valoración: 5 Votos 1]

Al igual que el egipcio, el vikingo fue un pueblo que cuidaba al detalle los ritos tras el fallecimiento de una persona para que esta alcanzara de forma correcta el más allá y no se convirtiera en un alma errante. Por eso, en los funerales vikingos se solía enterrar a los muertos más importantes de su sociedad en barcos funerarios, junto a regalos para que conservaran su estatus social en la otra vida.

Ritos de los funerales vikingos

Con un amplio bagaje histórico, literario, televisivo y cinematográfico, hay que destacar la importancia de los vikingos como uno de los pueblos más famosos de la historia por su carácter expedicionario y aventurero, al igual que por sus pillajes. Originarios de Escandinavia, a partir de mediados del siglo IX los vikingos se establecieron de manera prolongada en una amplia variedad de territorios del norte de Europa, y especialmente en las Islas Británicas.

Se trataba de un pueblo que poseía una estructurada sociedad y una religión basada en la mitología nórdica. De los tres dioses principales, Odín, que resultaba ser el más poderoso, era el dios de los muertos en combate.

Violentos y belicosos, los vikingos creían en la vida después de la muerte, hasta tal punto que esperaban fallecer en el campo de batalla para poder entrar de este modo en el Valhalla, algo así como un cielo en el que residían los dioses y en donde Odín les esperaba para otorgarles una heroica bienvenida.

También se sabe que mostraban una gran preocupación por llevar a cabo un correcto ritual durante el funeral de un fallecido, ya que temían que si no era así, este no alcanzara la paz en el más allá y pudiera volver para atormentarles.

Piras funerarias

Gracias al análisis de las tumbas que han sido encontradas, se ha averiguado que en los funerales vikingos se realizaban cremaciones a los cadáveres, sobre todo en una pira, aunque en el caso de los esclavos se les enterraba en un agujero en la tierra, con cuidado y todas las atenciones para que, como hemos señalado antes, sus almas no regresaran y perturbaran la vida de la aldea.

 Para el pueblo vikingo era muy importante que los muertos mantuvieran su estatus social al alcanzar la otra vida, de ahí que en el ritual mortuorio a los fallecidos se les dejaran numerosos regalos y ofrendas. En ocasiones, hasta podía incluirse el sacrificio de sus esclavos.

Famoso por sus diferentes traslaciones al mundo del cine y la televisión es el funeral que se realizaba para las personas más importantes de la sociedad vikinga, como reyes, reinas y líderes guerreros, en el que el muerto era colocado en un barco -conocido como drakkar- acompañado de sus pertenencias más preciadas y en ocasiones de sus esclavas. Un barco que posteriormente era empujado mar adentro para ser posteriormente incendiado con el lanzamiento de flechas de fuego desde tierra.

Servicios en nuestros tanatorios y crematorios. Salas, capillas multiconfesionales, traslados, cafetería…
Pedir información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *