¿Quieres valorar este artículo?
[Valoración: 0 Votos 0]

A nadie le gusta pensar en el fallecimiento de un ser querido. Sin embargo, por mucho que evitemos la idea, la muerte es algo inevitable y el choque psicológico que el fallecimiento de un familiar trae consigo puede llegar a ser abrumador. Más aún si la persona fallece en casa de manera repentina en nuestra presencia o si nos los encontramos ya muerto al llegar al domicilio.

Te queremos dar una serie de consejos para poder gestionar estas situaciones y saber cómo actuar en un momento tan doloroso como este.
Abordaremos, en primer lugar, la parte práctica para centrarnos después en dos aspectos enfocados principalmente a la persona o familiar que se encuentra al fallecido en casa: el duelo y los trámites inmediatos tras el fallecimiento.

¿Qué debo hacer si la muerte se produce en casa?

Ante una situación tan estresante como descubrir que un ser querido ha fallecido en casa lo normal es bloquearnos. Para evitarlo es de vital importancia intentar mantener la calma, dentro de nuestras posibilidades, y seguir estos consejos:

Pasos si encuentro un fallecido en el domicilio

  1. En primer lugar, no muevas el cuerpo del sitio donde lo has encontrado.
  2. Llama al 112. Allí notificarás la defunción y aportarás los datos para que acuda una ambulancia. Un médico debe certificar la defunción sin ningún error.
  3. Mientras esperas la ambulancia, llama a un familiar o alguien para que te acompañe en este trance.  Encontrar a un fallecido es una situación delicada y es mejor estar acompañado.
  4. En cuanto te sea posible intenta averiguar si la persona fallecida tenía una póliza de decesos. En caso de que la disponga, una vez el médico certifique la defunción lo mejor sería llamar a la compañía aseguradora. A través del teléfono de atención al cliente normalmente será suficiente. La compañía aseguradora de la póliza de decesos, una vez hables con ella, se encargará de contactar con una funeraria, que se encargará ya de todo el proceso que está incluido en la cobertura del seguro. Ella te irá asesorando.

¿Necesitas información urgente o quieres un presupuesto personalizado?
Solicitar presupuesto

¿Qué pasa si no sé si tiene un seguro de decesos?

Tanto si hemos confirmado que el fallecido no disponía de un seguro de decesos como si no hemos podido encontrar documentación alguna que de lo demuestre, el cadáver, una vez certificada la defunción, será trasladado al hospital para la autopsia. En ese momento, será necesario contactar con una funeraria para el traslado del finado al tanatorio.

En el caso de que más adelante pudieras, a través del certificado de seguros con cobertura de fallecimiento, verificar que existía un seguro, la compañía aseguradora debería cubrir los gastos derivados del sepelio así como los traslados incluidos en la cobertura del fallecido y ,por tanto, reembolsarte el capital asegurado que adelantaste.

La empresa funeraria puede gestionar todos los trámites por ti.

Como ya hemos comentado más arriba, existen toda una serie de gestiones que son necesarias poner en marcha en cuanto se produce el fallecimiento y es certificado médicamente. No las volveremos a volver a contar, porque las enumeramos todas en el artículo ya mencionado.

No nos enfrentamos a un fallecimiento todos los días, por lo que afrontar todas estas gestiones recién iniciado el duelo, es normal que nos supere. Pero para eso estamos nosotros, una funeraria, ha de hacer ésta labor todos los días, es nuestra razón de ser, y lo hacemos con el máximo respeto y empatía.

Desde que te pones en contacto con nosotros hasta que ha finalizado todo el proceso, nos encargaremos de todo, para que tú no tengas que hacer nada, certificados, herencias, etc.

La importancia del apoyo psicológico ante una situación traumática

El factor psicológico es tan importante como el factor práctico. Cuando nos enfrentamos al duelo, y máxime si hemos encontrado al fallecido en casa, las etapas iniciales se acentúan.

Si queremos ayudar a alguien a superar una pérdida, debemos saber que el duelo es necesario. Es un proceso por el que hay que pasar para adaptarse y superar la muerte de un ser querido y, por tanto, no hay fórmulas mágicas que lo eviten. Así, lo mejor que podemos hacer es escuchar, mostrar interés y respetar siempre el dolor de la persona que sufre el duelo.

Debido a que todo este apoyo, viniendo de alguien de confianza, tendrá mucho más valor, es recomendable poder contar con apoyo si hemos encontrado a un fallecido cercano en su domicilio. El impacto puede ser muy grande.

En conclusión, esperando que no tengas que encontrar nunca con una situación como ésta, si ocurriera, todos los consejos y pasos que comentamos al inicio del artículo, te guiarán si no sabes cómo actuar en ese momento.

¿Necesitas información urgente o quieres un presupuesto personalizado?
Solicitar presupuesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 2 =