¿Quieres valorar este artículo?
[Valoración: 5 Votos 1]

Las urnas funerarias biodegradables se han convertido a lo largo de estos últimos años en una opción cada vez más demandada por las familias para guardar las cenizas de sus seres queridos. 

Son muchas las decisiones y gestiones que hay que realizar cuando fallece un ser querido. La primera, desde luego, sería elegir entre entierro o incineración. En caso de que nos decantemos por esta última, y antes de decidir cómo esparciremos las cenizas del difunto sin infringir la ley, deberemos elegir el modelo de urna funeraria.

Es cierto que tomar decisiones en momentos tan difíciles puede ser una labor tediosa, confusa y difícil de llevar a cabo,el factor ecológico resulta cada vez más determinante y hay quien se decanta por las opciones más respetuosas con el medio ambiente como las urnas funerarias biodegradables.

A continuación te contamos qué son este tipo de recipientes funerarios y en qué se diferencian de las urnas convencionales y en qué circunstancias pueden ser recomendables.

Urnas funerarias biodegradables, qué son y en qué se diferencian

Qué son las urnas funerarias biodegradables

Existen multitud de tipos de urnas funerarias en función del material con que estén fabricadas (mármol, cristal, vidrio, madera, etc.) y las urnas biodegradables, fabricadas a partir de materiales que se descomponen fácilmente, es una de las opciones más valoradas por las familias.

Esta tipología de urna, diseñada para guardar las cenizas del fallecido, se fabrica con materiales orgánicos y/o reciclables con el objetivo de reducir su impacto en el planeta. Y reciben este nombre porque en el momento en el que se entierran o se exponen al agua, se descomponen de forma natural. Como es de suponer, su uso es el más adecuado cuando se contempla arrojar las cenizas al mar o cuando se pretende realizar un entierro en algún cementerio verde. La mejor manera de cerrar el ciclo de la vida.

De qué material están fabricadas las urnas biodegradables

Por lo general, las urnas biodegradables, están fabricadas de alguno de los siguientes materiales:

  • Corteza de árboles
  • Arena
  • Bloques de sal
  • Hojas de palma
  • Arcilla sin cocer
  • Otros materiales biodegradables

Si no tenemos pensado enterrarla o arrojarla al mar, o simplemente aún no sabemos qué destino daremos a las cenizas de nuestro ser querido el tiempo de descomposición dependerá del cuidado que le demos. Si la protegemos de erosiones y situaciones climáticas adversas como viento, luz y humedad su durabilidad será mayor. Aunque no debemos perder de vista que este tipo de urna está concebida con otro fin diferente al de la conservación.

Tipos de urnas biodegradables

  1. Urnas de dispersión diseñadas para facilitar la dispersión de las cenizas.
  2. Urnas bio para enterrar en cementerios verdes.
  3. Urnas tipo globo para soltarlas y dejar que se pierdan en el aire.
  4. Urnas pensadas para arrojarse al mar.
  5. Urnas con semilla de árbol para que en el momento de su entierro se esté a su vez plantando un árbol en memoria del ser querido.

urnas funerarias biodegradables

En Funeuskadi ofrecemos urnas funerarias biodegradables fabricadas artesanalmente con arena, componentes salinos y naturales y aglutinantes vegetales. De gran dureza, son 100% biodegradables y solubles. Han sido especialmente diseñadas para reintegrar las cenizas en la naturaleza, tanto sumergiéndolas en agua como enterrándolas.

Lo más recomendable es consultar siempre el catálogo de urnas de la funeraria. En Funeuskadi contamos con proveedores líderes en Europa en el diseño y fabricación de cinerarios que posibilitan un amplio abanico de acabados y materiales, entre los cuales destaca Funeral Products, Sortem, Hygeco, Segi HIRU – Xantalen o Chao. 

Puedes descargar aquí nuestro catálogo de urnas

Si estás interesado en una en concreto, contacta con nosotros a través del siguiente formulario. Solicitar información sobre urnas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + quince =